Después de 30 años de desencuentro padre e hijo se abrazaron. Triunfó el amor. Ahora sí; el ídolo se consagra definitivamente. 


Diego Armando Maradona se reencontró con Diego Junior, su hijo mayor, y compartieron una cena en la mítica casa de Devoto.


"Estoy re contento porque encontré a mi hijo como encontré a Jana. Lo quiero muchísimo....(sonriendo) y es muy parecido al padre" expresó emocionado el astro del fútbol a los periodistas que se encontraban esperando el gran encuentro después de 30 años



A la cena también asistieron Rocío Oliva y Jana Maradona, otra de las hijas reconocidas tardíamente por el astro.







0 comentarios:

Publicar un comentario