Andrea Ghidone debutó oficialmente el martes pasado en Señor Tango junto al reconocido cantante y anfitrión del show Fernando Soler. Sin embargo la noche no comenzó del todo bien ya que antes de subirse al escenario, la vedette, se enteró de que le habían desvalijado su casa, con su hija Natasha de 8 años adentro, la cual estaba siendo cuidada por la persona que realiza las tareas domésticas en su casa. Al no poder concentrarse debido a la amarga noticia lograron traer a su hija en un taxi y luego del emotivo reencuentro, Andrea finalmente salió a escena y pudo realizar su participación. 

0 comentarios:

Publicar un comentario